miércoles, 4 de enero de 2017

1. EL ZAFIRO. De Raskolnikov


El cortador de diamantes me vendió  una mujer cantora
no es bonita
esconde en el pelo un retrato del sol
en los labios el bilé de la luna
bajo las uñas oro líquido
y un zafiro entre las piernas.

Desnuda llegó
a ciegas la vestí:
nácar el suéter
zapatos crepé
aretes de mármol
faldón carmesí.

Once mañanas cantó
bailé en su bronce espalda.

Once noches la besé
bebí plata de sus pechos.  

Once veces insistí
el zafiro once veces me negó.

Al doceavo día
por media botella de whisky la cambié.

 Seudónimo: Raskolnikov

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.