martes, 17 de enero de 2017

11. ÚLTIMO SER. De Enithel


Eres el último ser.
Imagina tener el control, imagina poder no dejar de tenerlo,
y, como de forma implacable, imagina haberlo perdido.
Tu cuerpo vaga a través de los sucesos cósmicos,
vencido ante la innegable fuerza de sus leyes, aquellas que creías controlar.
La oscuridad más brillante te acecha, sabedora de tu incapacidad.
Empiezas a ser consciente de la naturaleza del tiempo,
de su aciago destino sordo ante tus gritos en la nada.
Como el ser más primitivo, recuerdas tener hambre,
y con un triste barrido entiendes lo que significa tu necesidad.
Ajenos, los planetas cruzan en rotación; las estrellas te radian,
viendo innecesario proyectar tu sombra, dándote la espalda.
La Tierra queda tan lejana.
Ten sed, toda la que puedas abarcar,
y en algún momento del espacio, sáciate con lo que ves,
y con lo que dejamos atrás.

Seudónimo: Enithel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.