viernes, 3 de febrero de 2017

21. EL NACIMIENTO DE LA HECHICERA. De Dalima Deofe


En las profundidades del bosque
Aúlla la joven bruja
Llora y rasga sus vestiduras,
Mientras siente como se rompe

Lágrimas de sangre brotan
Y dejan marcas sangrientas,
Mientras mesa sus cabellos
Y clava sus uñas rotas

en el suelo regado de sangre y llanto.
Todo por un hombre mentiroso y vil,
por confiar en su pueblo, en poder ser feliz.
Todo por un amor puro y confiado.

Y ahora está hecho pedazos, rasgado,
roto, magullado, herido, maltratado
destrozado, hundido, arrancado, arruinado
perdido, desollado, muerto, enterrado.

Una sombra aún más oscura
que la más absoluta negrura
acecha y busca su locura.
Dominándola consume su cordura

El odio prende en su corazón
antes puro, lleno de amor
ahora oscuro, lleno de dolor
hambriento de sangre, sin compasión.

Y riendo a carcajadas,
salvajes y alocadas
grita en la madrugada
que suya será la venganza.

Hinca en la tierra sus uñas desgastadas
y a pesar del dolor cava, hundiendo los dedos
como si en vez de manos fueran garras

Invoca a las fuerzas que se alimentan de los miedos
No busca justicia pues la locura la lidera
Invoca seres de pesadilla de antiguos credos

El odio posee su cuerpo y hasta su físico se altera
su piel se torna negra, su bello rostro se cuartea
Renace como una Diosa, llena poder, oscura y artera
y masacrando a todo su pueblo, por sus calles se pasea.
En mitad de esa noche, muere la bruja y nace la Hechicera.

Seudónimo: Dalima Deofe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.