sábado, 4 de marzo de 2017

38. ÁNGEL REPUDIADO. De Celestia Blue


Danzarán sobre mis ojos
tus cenicientas alas inmortales;
arderá mi vientre
fundido en la oscuridad de tus miradas irreales.
Mortales son mis ansias y mi alma.
¡Ama, maldito! Cuanto me tomes, sufre como un humano.
No en vano has caído, eres mío.
Deja que tus manos experimenten el descaro
de su trofeo en mis inexpertos temblores.
¿Sientes…?
Miente, aura pagana,
lo que quieras a tu piel de seda
y plata;
somos los dos, para el uno y el otro,
placer prohibido.
Perdido
estás al sumirte
en efímeras banalidades.
Olvida lo que nos rodea,
limítate a mis bendiciones.
Asedia valles, confina territorios,
envuelve montes, descubre cuevas
y fluye en mis venas.
Oídos tus zalameros susurros,
no dejaré de entregarme al deseo
al danzar sobre mí con tus ojos negros.
Ya no temo por los sueños perdidos…
Suplidos los anhelos,
mi corazón robado,
mi mundo, mi futuro son tuyos.
Pecado. Castigo.
Querías prenderme y que sumisa a ti fuera.
¡Impertinente vanidoso! Te capturé en la tela
de mi esencia.
Ángel repudiado;
jamás hallarás consuelo en los Cielos.
¿Cómo podría yo expulsarte de mi pecho?
Por mí has perdido tus dones.
Con las brasas de tus lágrimas dejaré
que tatúes mi piel
hasta el fin de los tiempos,
para danzar sobre ti con cenicientas alas inmortales.

Seudónimo: Celestia Blue

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.