domingo, 12 de marzo de 2017

61. RANCOR. De Señorita Nancy


Siempre los hemos visto con temor
Algún día escaparemos de su control
Nuestras alas taparán su maldito sol
Poco a poco sus almas se podrirán
Nubes de olores asquerosos se expandirán
De sus entrañas que se cuecen dulcemente en el sol
Rayos de un astro que mirará imperturbable
Como nuestras manos desgarren carne suave
Nuestras caras marcadas por un sello de Caín
Nuestra existencia se resumía en dos aspectos
Ser cazados o desmembrados, sin piedad
Era tan difícil la elección.

Desde que tengo memoria
Bajo nombres astrales se escondieron
Sus armas de estrellas, afiladas como la muerte
En muchas ocasiones en canal nos abrió
Sangre cálida nuestras barbillas manchó
O en otras de las alas nos engancharon
Los carniceros jamás se detuvieron a pensar
Que quizás, ganas de vivir teníamos
Solo fuimos una diversión pasajera
Un pequeño placer en una existencia gris

Pero hoy todo se acabará
Para bien o mal , nada será igual
Nuestra mueca de gozo se marcará
En sus ojos atemorizados

O, tal vez no pase nada de nuevo
Y las estrellas como siempre nos verán
Sabiendo que jamás nos levantaremos
Un pueblo servil destinado a morir
o tal vez, ¿somos nosotros las estrellas?
que se deleitan en la lluvia amarga
bailando alrededor de un poso de nada
que nos llama a todos por igual

Seudónimo: Señorita Nancy

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.