domingo, 12 de marzo de 2017

67. LA MUJER DE LOS SUEÑOS. De Chesterfield


"Eso es una clorofita"
dijo, y señaló de nuevo y
"eso es una rodofita"
dijo

después hubo mucha arena en los ojos
pensé en el sandman y su bolsa de legañas
estaba recostado en su pierna y su mano en mi pecho
y nos vimos

"es para poder mantenerse a flote", dijo
"generalmente se mantienen a profundidad
nada más suben a la superficie para hacer fotosíntesis"

algo muy natural
de pronto fui el gato de Schrödinger
algo que está de dos maneras al mismo tiempo

las algas pueden vivir sin sustrato
flotando
mientras no se sequen

al día siguiente me metí en sus sueños
la saqué a pasear por la playa
entendí que el sandman era yo
tirándose arena en sus propios ojos

-o-

la mujer de los sueños
dijo: eso es una rodofita
tenía uñas como cuchillos
me entró arena en los ojos
tanta tanta que fui como un muerto con monedas
corrí por la espuma
caí de rodillas no me creían
querían ponerme gotas milagrosas
yo rehusaba
las gotas en los ojos tiza quebrada en la pizarra uñas en las sábanas
la imposibilidad de doblar los dedos de los pies
como un anciano
la mujer, alta alta, se inclinó sobre mí
me miró largamente
pelo negro lacio y cigarrillos
con sus uñas cuchillo y
precisión quirúrgica
removió
los granos de arena y sal de mis ojos
uno a uno

Seudónimo: Chesterfield

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.