jueves, 11 de mayo de 2017

3. OLVIDO. De Molu


—¿Padre?
—¡Hijo mío! ¿Qué te han hecho? Pagaran por esto toda la eternidad.
—¿Por qué cosa, padre?
—Por lo te han hecho. Es horroroso.
—Padre, estoy perfectamente bien. Nada me ha sucedido.
—Las potencias celestiales están indignadas. El oprobio cósmico se transmutará en la naturaleza que sangrará tu sangre hasta el fin de los tiempos.
—Padre, ¿me escuchas? Estoy bien.
—¿Estás en el Gólgota?
—¿En el Gólgota? No, padre. Ese es el lugar al que llevan a los que van a crucificar.
—¿Y tú no estás ahí?
—No, padre. ¿Acaso debería?
—No, no. Igual pagaran...
—Padre, ¿otra vez has olvidado contarme las cosas?
—No lo creo. Aunque no tendría forma de comprobarlo. Si he olvidado algo, no lo recuerdo.
—Olvida lo que quieras, padre… Pero no olvides enviarme el carro de fuego de Elías. No vaya a ser que estos ignorantes se crean la historia del Mesías.
—No lo olvidaré, hijo. Lo juro.

Seudónimo: Molu

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.