sábado, 3 de junio de 2017

25. EL VETERANO. De Koljaiczek


 Ya sé lo que dicen los libros de Historia. En el año 5142, según el calendario de Mayicien, las hordas de Terlae salieron de Hardanthon para atacar el corazón del mundo civilizado. Ocho años de guerra, que señalaron el fin de la Era del Desequilibrio y dieron inicio a la Era del Despertar. Los niños recitan como papagayos los nombres de sus protagonistas. Taircon demi Elercón, Legionado Supremo que consiguió defender Elenún frente a un enemigo mucho más numeroso. Sondar demi Tiar, el líder de los Dundamael, una pequeña escuadra de élite que nos enseñó que algunos mitos eran reales, y peleó  contra los horrores abandonados en este mundo por los dioses, que llegaron desde las estrellas.
No me deis lecciones, no. Yo estaba en las murallas de Raidel cuando la guerra empezó. Fui el primero en divisar las huestes de la Liga de los Reyes, el día que abandonaron sus puntos de partida para conquistar el mundo. Recuerdo el miedo, instalado en las tripas, sacándome un insulto y una ventosidad, mientras intentaba tocar el cuerno. Yo tenía veinte años, y sólo era un soldado sin galones, aficionado a los hombres, las cartas y la cerveza. Pero supe que ese día se acababa mi existencia. Vivo o muerto, a la mañana siguiente ya no sería el mismo. Sería transformado por esa marea de lanzas, caballos y máquinas de asedio. Veinte mil hombres contra dos mil.
Tengo noventa años, pero mi memoria no se ha estropeado con las décadas. Os puedo contar lo que significa combatir durante varias horas, sin otro remedio que mearse y cagarse encima, tan cansado que se llega a pedir la muerte. Otros viejos os adornarán la guerra, para darse lustre, pero yo no. Si queréis registrar mi testimonio, sea. Hablaré mientras no me falte la cerveza. Sobreviví lo suficiente para participar en la Batalla de la Rosa de los Vientos, y no importa contarlo. Pero mis palabras serán sucias, serán amargas, y estarán manchadas de sangre. Olvidad la Historia, que ha sido escrita por los poderosos para respaldar sus propios intereses, y escuchad la verdad.

Seudónimo: Koljaiczek

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.