miércoles, 7 de junio de 2017

26. QRUQ. De Masmédula


Se conocieron en la estación  minera de Nébula 14, donde se reunía una gran cantidad de seres procedentes de todos los cuadrantes de la galaxia. Ella se llamaba Amanda y era terrícola, el Qruq y era un molio procedente de Trenbolan. Los molios son seres de superior inteligencia,  pero a diferencia de la mayor parte de las especies conocidas, su cuerpo no tiene una base de carbono, sino de neutrinos. Amanda se enamoró de Qruq desde el primer momento en que lo vio. Le gustaba su cuerpo  fuerte, bruñido y tornasol. Durante largo tiempo estuvo lanzándole indirectas sin  que le correspondiera.
Llegó el día de la fiesta de navidad de la compañía minera. "No importa de qué medio me valga pero tengo que hacer que Qruq repare en mí" se dijo Amanda.  Durante toda la fiesta intentó platicar a  solas con él,  lo invitó a  bailar,  pero Qruq, sin ser grosero,  rechazó sus insinuaciones. Esto picó más el orgullo de Amanda. ¿Por qué no estaba interesado en ella que era joven, atractiva, con humor y mundo?  ¿Cómo podía  Qruq estar  más interesado en platicar con los aburridísimos lasperios que apenas y tenían conversación?  Finalizaba ya la fiesta, todos los asistentes comenzaban a retirarse, algunos riendo estrepitosamente, otros trastabillando, sosteniéndose de las paredes para apoyarse.  Amanda también  había bebido su dosis de licor vestasiano  y su buen juicio se tambaleaba al igual que su cuerpo. Solo  eso puede explicar  su acción impetuosa y espontánea: al ver que Qruq se retiraba, se abalanzó sobre  él y lo abrazó con todas sus fuerzas. Amanda tenía que haberlo sabido: los neutrinos que forman la composición básica de la estructura orgánica de un molio  se mantienen estables pero  la sensación de una amenaza inminente acelera las partículas y eleva la temperatura corporal cientos de grados.  Eso fue exactamente lo que sucedió. Amanda experimentó una gran felicidad pero fue sólo un instante, inmediatamente sintió que su cuerpo se quemaba y que se desvanecía en el aire.  Finalmente, emitió un intenso resplandor de blanca alegría  y desapareció, una parte de su cuerpo se evaporó,  la otra se precipitó al suelo convertida en un montón de cenizas.

 Seudónimo: Masmédula

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.