miércoles, 21 de junio de 2017

39. INGENUOS CRIMINALES. De León M. Duncan


— Siempre llegamos tarde señor, ya no podremos auxiliarle.
— Es inevitable ¿Cómo saber cuándo sucederá? Míralo, yace moribundo.
— ¡Ya no contaremos con tiempo para castigarle! ¡Por Dios! Que crimen
tan reiterado.
— ¡Estoy harto de pertenecer a tan inefectivo escuadrón!
— Mientras agoniza, dejémosle que corra…tal vez lo atrapemos para la próxima.
— Si hubiese tenido una justa razón.
— No es este el caso señor, y lo sabe.
—Alguna que otra vez nosotros estuvimos en su lugar.
— Lleva razón. El tedio o la inacción nos llevaban a asesinar el tiempo.
— Pero usted lector. No se preocupe. No hay mejor manera de matarlo
que con una buena lectura.

Seudónimo: León M. Duncan

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.