miércoles, 21 de junio de 2017

41. REVELACIÓN. De Calixto


Saqué el viejo pesebre de yeso de la caja y lo puse en la mesa junto al arbolito. Era de mi abuela.
El pastor se cayó. Se le rompió la cabeza contra el piso.
Las ovejas se hicieron las dormidas.

Seudónimo: Calixto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.