miércoles, 19 de julio de 2017

105. FENÓMENO. De Genoma


Luego de que una prolongada ola de calor derritiera los glaciares perpetuos de Briksdal, una turba antiquísima quedó al descubierto. Los antropólogos anunciaron el hallazgo de una gran cantidad de restos fósiles humanos esparcidos por los cañones y las vertientes de las montañas.
Después de las primeras pruebas paleogenómicasen el Instituto Max Planck, la comunidad científica se sorprendió al confirmarse la existencia de una nueva especie humana contemporánea con sapiens, neandertales y denisovanos. Esa misma semana los ADNs nucleares de varios cráneos revelaron otras cuatro especies humanas. A partir de entonces la sinfonía de descubrimientos fue creciendo por día a ritmos exponenciales. Incluso pequeños molares y falanges portaban en su interior semillas desconocidas por la ciencia.
Cuando ya se contaban casi medio millar de especies homínidas ordenadas metódicamente en los armarios, tocaron a la puerta.
Apenas abrí entraron en tropel varios policías del departamento de investigaciones criminales de la ciudad.
–Doctor London…–se dirigió a mí el que parecía teniente–. ¡De espaldas contra la pared y con las manos en alto!

Seudónimo: Genoma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.