domingo, 23 de julio de 2017

118. BANDERÍN. De Lemon


Vivo en un mundo fácil manejado por banderines de colores que se yerguen sobre nuestras cabezas expresando nuestros sentimientos: rojo si gusta, marrón si no, celeste si extrañamos, negra de mal humor, violeta para la confusión, cuadrillé para los enrededados…
Yo era un inadaptado social que no entendía de banderitas hasta que me decretaron daltonismo.
Pero habían tardado demasiado.
Ya me había enamorado de un banderín marrón.
Seudónimo: Lemon


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.