domingo, 30 de julio de 2017

153. RUIDOS EXTRAÑOS. De Alex C.


Media noche marcaba el reloj, una mujer amantaba a su bebé, cuando de pronto una fuerte mecida de cama desprendió violentamente, al angelito del pecho de su madre y se escuchó un grito desgarrador. ¡Era el grito del bebé! Seguido se comenzó a escuchar como alguien intentaba abrir la puerta principal, intentándola doblar. Como pudo la mujer logró levantarse y dirigirse a la siguiente habitación para despertar a su esposo. ──¡¿Por qué me estas moviendo?! ──preguntaba el hombre. Segundo de eso, se escucha un fuerte golpe en la terraza que los hace temblar y los rasguños en la puerta se siguen escuchando. Sin encontrar nada más que un bate para defenderse, deciden ponerse de acuerdo con su esposa y esconderse. Ella debajo de la mesa, y él al lado de la puerta preparado con el bate. Los golpes y rasguños se seguían oyendo. Pasada una hora, se comienzan a escuchar los aullidos de los perros, y entonces nuevamente el escalofrió se apodera de los dos. Afligidos y temblorosos, en sus ojos se podía ver que estaban aterrorizados. Luego de algún tiempo el silencio fue volviendo, y los ruidos desaparecieron. Para cuando eso ya eran las dos de la mañana.  Ansiosos esperaban que aclarara y la luz del nuevo día. Y cuando al fin amaneció, se asomaron por la ventana y no había nada; y con mucho temor y precaución abrieron la puerta, para su gran sorpresa… ¡No había absolutamente nada! No habían señales de que intentaron abrirla. 

Seudónimo: Alex C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.