domingo, 30 de julio de 2017

165. IRIDISCENCIA. De Eilleen Isabel


Su cuerpo se precipitaba verticalmente rompiendo la niebla, el único sonido era el del viento viéndose atravesado por la velocidad. Segundos, minutos, horas; la caída se sentía efímera y eterna. Instantes, momentos, donde el único deseo que corre firmemente por sus venas es la libertad; la sensación del ahora y el eterno. Su visión se ve colmada de un azul zafiro; la brizna traída por las corrientes de aire, refrescan su rostro con vida en estado puro. En segundos se ve sumergida, cada parte de su piel siente la suave pero a la vez fuerte caricia del agua. Sus ojos se abren por el impacto, la adrenalina empuja su cuerpo hacia la superficie. Al emerger siente que explota desde su interior una emoción tan fuerte que la hace vibrar de un éxtasis al verse superado su peor miedo; de su boca sale un sonido entre chillido y carcajada. Permanece un momento sin moverse dejándose llevar por la corriente, siente cada célula de su piel adormecida, sus ojos como ópalos llenos de misterio observan todo a su alrededor. Al salir siente el impacto del aire frio y emprende una carrera precipitándose hacia el árbol más cercano donde se halla la maleta que dejó escondida; su respiración se acelera y su cuerpo se calienta, sus músculos queman mientras sus pies van dejando huellas en la arena. Su cuerpo se siente ligero; esa sensación que queda como un fantasma, una sombra escondida que solo se percibe si el deseo es intenso, el déje de una aventura pasada, un recuerdo fuertemente gravado en su memoria. Cada paso truena en el silencioso bosque; el flu flu de las corrientes del aire que pasan sigilosamente como serpientes deslizándose entre las hojas. Una leve luz se observa al fondo iluminando la carretera. Ella sale y su pie pisa el firme asfalto, divisa de un lado para el otro pero está completamente desierto. Vibración, picor, desde leve a intenso recorre su cuerpo que empieza a irradiar una luz que contiene todos los colores en su tono más delicado. Emoción, satisfacción, suavidad; sentimientos que inundan su alma cada vez que su verdadero ser es liberado.

Seudónimo: Eilleen Isabel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.