sábado, 1 de julio de 2017

56. EL PEÓN Y EL ALFIL. De Rudescinda


Después de tu movida, tenía que ser más inteligente. De tanto meditar ésto, imaginé a un gigante dirigiendo nuestros movimientos, como yo hacía con mis fichas. Y me pregunté, ¿cuáles podrían ser los movimientos que ese gigante escogería para hacerme ganar?, pasados dos minutos de esta adivinación, tenía listo mi juego; una movida de un peón, el alfil y jaque mate. Pero al momento de tomar mi ficha, sentí que una fuerza superior me tocaba la espalda y antes de hacer cualquier movimiento miré hacia atrás, estaba claro. Así descubrí que yo era el peón y tú, el alfil.

Seudónimo: Rudescinda

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.