martes, 4 de julio de 2017

64. FLETE. De Trascabo


Mientras el muerto es envuelto entre edredones, los pies descubiertos cuelgan de la cama. Para cubrirlo giran 180 grados el cuerpo y se necesitan seis personas para lograrlo, tres en cada costado del difunto. Dos maderos ensamblados entre el colchón y las costillas hacen de palanca.
Carlos puede escuchar pero no hablar, cuatro de los otros son sus hijos, ellos además de mudos son sordos. Cada que Manuel da instrucciones Carlos se las comunica con señas.
Los cuatro hijos a los lados, Manuel en los pies y Carlos en la cabeza. Afuera del cuarto avanzan hacia las escaleras. Manuel es el primero en descender; después del tercer peldaño el peso comienza a superarlo, con la vista hacia adelante ordena que se detengan, pero los hijos de Carlos no se enteran qué habla, su padre no les hace seña alguna y avanzan, hasta que Pablo cae por fin como un proyectil al vacío, llevándose a Manuel entre las patas.

Seudónimo: Trascabo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.