jueves, 24 de mayo de 2018

6. TRANSMUTACIÓN IBÉRICA. De Fortunatto



Las Profundas selvas del Seco de Olivos, viejas amigas de la gente de mar, son alojamiento muy adecuado para extrañas formas de vida.
En este escenario, entre cuevas de arrecifes rojos, Tak creyó que conseguiría mimetizarse con facilidad para pasar la noche. Sin embargo no fue así, la atención de una multitud de peces, atraídos por el extraño cuerpo que percibían, estropeó sus planes, convocando a quienes verdaderamente suponían un peligro para él. El ruido de los motores y el movimiento del cardumen, le anunció a Tak el arribo de una lancha, quien horrorizado decidió huir. Divisó otra gruta. Y allí se introdujo.
En el lugar los peces se acercaban cada vez más al intruso, ahora que podían verlo. El cardumen lo seguía… y a este, la embarcación.
Un hombre envuelto en neoprene se sumergió, explorando atentamente el espacio.
No estaba en los planes de Tak usurpar ningún cuerpo, pero la viva curiosidad terrícola, no le dejó otra opción. El doctor Fleming nunca volvió a la superficie. Si, el traje de neoprene, con otro buceador. No así el buzo.
Seudónimo: Fortunatto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.