viernes, 25 de mayo de 2018

9. HORA DE COMER. De Lycoris Radiatta



Los horripilantes seres viscosos, apestosos y malvados contaron hasta diez. Los niños corrieron despavoridos y es que aquellos monstruos para hacer parecer justo y ameno su juego les habían prometido permanecer con los ojos vendados y tratarían así de atraparles; dándoles un poco de tiempo para que intentaran escapar o serían devorados, según su suerte. Unos cuantos chiquillos volvieron sobre sus pasos e intentaron trepar la colina, pero fueron alcanzados al terminar la cuenta regresiva y cruelmente masticados. Otros corrieron por la costa pidiendo ayuda, sin embargo solo consiguieron que los ubicaran fácilmente por el ruido que emitían y fueron brutalmente cazados uno tras otro. Dos niños se precipitaron al mar y comenzaron a nadar en el agua turbia y helada; en eso escucharon un siseo detrás de ellos y sin poder nadar lo suficientemente rápido, de pronto la cabeza del chico más rezagado se hundió; ahora era el turno del otro.
Seudónimo: Lycoris Radiatta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.