jueves, 26 de julio de 2018

101. FIN. De Nespica



Por fin estás aquí. 
Has venido al final de todos los días, al límite de cada abismo.
Aquí has llegado a morir, te has dejado llevar por las ninfas del bosque hasta lo más profundo de este lugar.
No paras de canturrear Electric feel que te recuerda donde estás.
Gastas cada aliento que te queda en alcanzar a las musas con tu dulce melodía.
Ha venido el rey del bosque, con su majestuosa cornamenta que se expande como las ramas de los árboles, a darte su último adiós, después te ha puesto una corona de flores.
Tú intentas apenas rozar su maravilloso pelaje con las yemas de los dedos pero los has dejado de sentir al intentarlo.
A tu lado se dispone una jofaina bautismal, proceden a echarte el rocío de los árboles y prepararte para tu propósito posterior.
Y cuando cae la última gota sobre ti, tu alma sale de tu cuerpo. Ella vivía en esa forma imperfecta, en ese recipiente de manera temporal.
Y ahora te elevas por encima de todo.
Atrás tuyo dejas una gran fiesta a la que no has sido invitado.
Todos se quedan mirando como atraviesas el firmamento como el cometa Halley y ellos saben que quizás ya no puedan volver a verte más en vida.
Ya solo te siguen los pasos las estrellas, todas ellas cegadas.
Y la Luna que no quiere abrir los ojos acostumbrada a que siempre la deslumbren.
Y tú, con nada que ganar y nada que perder, ya perteneces al infinito.
Te has convertido en nada.
Seudónimo: Nespica


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.