viernes, 3 de agosto de 2018

133. EL ABRAZO. De Kas



Oculta bajo las sábanas, la lluvia escribía su nombre sobre el cristal de la ventana. El silencio abandona la habitación y la ocupan pasos y llantos.
Un frío inmenso desciende con lentitud hacia su cama. Un relámpago se abre camino en la oscuridad, escasos segundos, suficiente para delatar el rostro de la muerte. Esta le sonríe, se postra a su lado y pronuncia con fuerza:
¡Abrázame!
Ella, cansada, obedece y ambas se funden en la eternidad.
Seudónimo: Kas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.