viernes, 3 de agosto de 2018

139. EL ADÁN POST-ORGÁNICO. De Obitual



Adán había heredado una fortuna económica descomunal, pero su herencia genética lo hacía el desgraciado más pobre del mundo. Su cuerpo era un catálogo de enfermedades que no le permitían disfrutar de la vida ni por un instante. Mientras los demás niños iban a la escuela, él iba al hospital.
Pero Adán se propuso superar todos sus males usando su inmensa fortuna. Lo primero que hizo, cuando cumplió la mayoría de edad, fue mandarse a amputar los brazos y las piernas, ya que la osteoporosis degenerativa no le permitía ni comer por cuenta propia, así que se hizo injertar sendas prótesis cibernéticas que le devolvieron la capacidad de movimiento. Pero las prótesis resultaron muy pesadas y le afectaron la columna vertebral. Sin pensarlo dos veces, se sometió a un trasplante de columna; una de las operaciones más dolorosas que existen, se la sustituyeron por una de acero quirúrgico con nueve siglos de garantía.
Luego cambió sus ojos, sus oídos y su olfato por modelos biónicos experimentales que habían dado magníficos resultados en animales. Sustituyó su corazón por un marcapasos de alta gama. Cambió su sistema digestivo por una nueva versión cuyo funcionamiento avanzado ya no requería de hígado, páncreas y vesícula, así que se mandó a extirpar todos esos órganos inútiles que solo le habían generado malestares. Sustituyó sus riñones por portentosos filtros biotech. También hizo lo propio con sus débiles pulmones. Debido a tantas intervenciones su apariencia ya no era tan humana, así que para no parecer un Frankenstein, se mandó a recubrir con un biopolímero sintético que tenía más prestancias que la piel orgánica y lucía igual a esta.
Adán logró conquistar su cuerpo, no por ende su corporalidad. Liberado del dolor y convertido en ícono de una nueva belleza, decidió dedicarse, por fin, a disfrutar de la vida  Su última intervención quirúrgica fue el implante de un pene hipoalergénico que siempre permanecía erecto. Adán se convirtió en una estrella del cine porno.
Seudónimo: Obitual

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.