sábado, 4 de agosto de 2018

141. LA COCINA. De Gerard King



Estoy en pie en mi cocina, sobre la sangre y lo sesos de mi familia. Están muertos, todos están muertos: Mi dulce esposa, mis tres valientes hijos y mis dos hermosas hijas. Mierda, incluso a la sirvienta asesinaron. No, asesinar es una palabra que se queda demasiado corta con lo que de verdad paso, masacrar es una palabra mucho más adecuada. Lo peor de todo es que no pude hacer nada para protegerlos y ahora sus cuerpos están regados por toda la cocina, la sangre fresca sirve de decoración en las paredes y la nevera está llena de sus órganos. Esto en una pesadilla, una horrible pesadilla. ¿Quién pudo hacer esto?
Busco en mis recuerdos más profundos a alguien que me odie tanto como para hacer este acto tan violento contra mí y mi amada familia, pero no encuentro a nadie que caiga en ese perfil. Yo siempre fui un buen hombre y mi esposa siempre fue una buena mujer, mis hijos eran unos angelitos que nunca le han hecho daño a nadie. Éramos una familia feliz y corriente, no nos merecíamos esto
Mi mente agobiada no sabe en qué pensar y mi corazón destrozado no sabe que sentir. ¿Tristeza? ¿Ira? ¿Ganas de morir para encontrarme con mis seres queridos? ¿O ganas de matar al responsable de esta masacre? No sé qué hacer, aparte de llorar como un fracasado que no fue capaz de proteger a su esposa y a sus hijos. Les falle a las personas más importantes de mi vida, simplemente les falle.
La puerta de la cocina se abre de una potente patada detrás de mí. Volteo y veo a un hombre  horrorizado con la ropa manchada de rojo, llorando con un arma de fuego en las manos. Se me queda mirando con esos ojos llenos de ira mientras apunta a mi corazón. Con la voz quebrada y llena de miedo me dice:
—¿Qué hiciste? ¡¿Qué le hiciste a mi familia?!                                    
Oh, es cierto. Esta no es mi familia. Yo no tengo familia. Dejo de llorar y empiezo a reír.
Seudónimo: Gerard King

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.