lunes, 6 de agosto de 2018

165. EL GUARDIAN. De Teotriste



El dron celestial ubicó el súcubo superviviente a ochocientos codos de mi torre de centinela.
Soy Adán y trabajo para el Señor Yahvé cazando espíritus impuros en el Jardín del Edén con un fusil de cerrojo Remington 700.  Una vez descubrí la abominación, afirmé el arma y fijé el demonio en la mira digital.
De repente sentí que me faltaba una costilla y en el objetivo apareció ella. Entonces, no sé porque, el paraíso terrenal desapareció como una magia.
Seudónimo: Teotriste

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.