miércoles, 8 de agosto de 2018

195. EL SUSPIRO. De David R. Sainz



Le invaden las ganas de vivir, de conquistarse a sí mismo. Quiere dedicar su vida a todo aquello por lo que su corazón aún palpita apasionadamente. Desea tener días plagados de errores para sentir que sigue vivo, que aprovecha y gobierna cada instante de su tiempo coleccionando experiencias. Con tales sensaciones a flor de piel, el anciano, postrado en la cama del hospital, exhala su último aliento.
Seudónimo: David R. Sainz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.