miércoles, 8 de agosto de 2018

207. S/T. De Thea Trill



Las luces de la sala perecieron y desde la oscuridad una aterradora voz habló:
Escúchenme; queridos humanos, que una historia les voy a contar: un día lluvioso un niño nació, encerrado por ustedes el pobre lloró; su prisión de blancas y luminosas paredes era… y por sus ojos monstruosas criaturas eran percibidas; así le arrebataban la poca cordura que él tenía… Un día, ese ``niño´´ ya ``hombre´´ de su cárcel logró escapar y deseoso de venganza se refugió en las tranquilas tinieblas. Es ahora que debo preguntar… ¿Es por mí que ustedes temen a la oscuridad? –
Entonces, una sonrisa carente de cordura, se formó en aquel que tiempo atrás, había sido un rostro humano.
Seudónimo: Thea Trill

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.