miércoles, 2 de junio de 2021

1. DOCTOR NOVAK. De Eugenia Lavedan

 

 

El transbordador se detuvo y las luces se apagaron. La señorita que estaba sentada a mi izquierda tomó mi mano.

—Disculpe, le tengo miedo a la oscuridad.

—No se preocupe.

—Debo llegar al centro de cuidados intensivos. Quizás sea la última vez que vea a mi madre

Su comentario me alteró porque yo era el jefe médico de la unidad y hacía allí me dirigía en ese momento.

—¿Cómo se llama su madre?

—Qué pregunta rara, considerando que no sabe ni mi nombre.

—Tiene razón ¿Cuál es su nombre?

—Gaia y el de mi madre Kaira.

Me estremecí. Era mi paciente de esa mañana y su desconexión estaba programada.

—Qué lindos nombres…

—Me han dicho que no hay esperanza. Ahora que pienso, su voz suena parecida a la de su médico, el Doctor Novak.

Temblé al escuchar mi apellido. Debí decírselo pero no pude.

El transbordador retomó la marcha, a oscuras. Todos descenderíamos en la próxima estación. Cuando se detuvo, solté la mano de Gaia, me paré y traté de alejarme, sin decir nada.

—¡Señor!  —escuché a mis espaladas.

Al bajar, me perdí en la multitud. Le daría a Gaia una hora para despedirse de Kaira.

Era un cobarde, pero mi trabajo era desconectar androides que desconocían que no habían sido humanos. 

Seudónimo: Eugenia Lavedan

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.