domingo, 11 de julio de 2021

30. PROHIBIDO. De Celeste

 

 

La adolescente forjaba notas perfectas de su apreciado violín. Vestido albino hasta los pies. Trenza recogida con arte y tesón. El cristal gigante le devolvía una imagen soberbia. La jovencita imitaba el talento impoluto del idolatrado profesor.

Este, desde el cuadro asentado en la pared, la espiaba cautivado. Los ojos masculinos radiaban todo el amor del mundo. Furtivo. Acuartelado. Prohibido.

Las manos rozaban la silueta femenina desde la distancia.  Etérea. Insondable.

Un beso atrevido se escapó de la boca experta. Ella lo sintió tibio, real. Creyó que agonizaba de placer.

Pero el retrato rebotó en el suelo álgido y se deshizo en añicos. ¿Casualidad? ¿Presagio?

Dos lágrimas recias se desmayaron incrédulas sobre el instrumento. Se acalló la música y emergió la duda. Mordaz. Como un aguijón. 

Seudónimo: Celeste

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.