miércoles, 1 de septiembre de 2021

63. S/T. De La mujer sin rostro

 

 

Es 25 de Julio y como cada año Marc va a visitar a su madre. La pobre anciana vive sola desde la muerte de su marido y su único hijo solo va a verla una vez al año. Siempre dice que está muy ocupado con su trabajo y que no puede ir antes.

Cuando por fin llega, su madre le tiene preparada su comida favorita y mientras comen le da la noticia de que pasará allí toda la semana. Por algún motivo que se desconoce, la anciana se niega en rotundo. Marc algo confuso no pregunta nada. Entonces sale a ver a sus viejos amigos, y cuando llega a la casa no hay nadie. Sube a la planta de arriba y tampoco hay nadie. Marc se puso muy nervioso, comenzó a revolver la casa entera, habitación por habitación, cada rincón, cada armario, pero nada. Parecía que nunca hubiese estado nadie en esa casa.

Fue entonces cuando encontró un papel de periódico, parecía antiguo, miró la fecha y era del día en que su padre desapareció. Todos pensaron que los habían abandonado, pero ahí ponía una cosa muy diferente. El titular decía "Cadáver encontrado en el bosque del manicomio". Algo extraño ya que no se conocía la existencia de ningún manicomio por la zona. Tras el periódico un extraño símbolo dibujado con lo que parecía ser sangre seca. Marc entró en pánico, ya conocía ese símbolo.

Arrancó el coche y fue a la dirección que citaba el periódico. Eran las doce de medianoche y entre la espesura de la niebla se podía vislumbrar la silueta de lo que parecía ser el manicomio. Cuando entró, le pareció ver a una persona andando hacia la habitación 25, la siguió y justo antes de entrar se escuchó una voz de una mujer llorando. Marc todavía estaba anonadado, el llanto se convirtió en una terrible carcajada que cada vez resonaba más cerca. Entra en la habitación, decía la voz con un tono sereno que acababa en una risa. Marc se giró para salir del manicomio y fue entonces cuando la vio, era su madre, tenía los ojos blancos, la piel pálida, el símbolo que estaba pintado en el periódico ahora se hallaba en su frente. Marc nunca más volvería a casa.

Seudónimo: La mujer sin rostro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.